TU TIENDA ONLINE DE ORTOPEDIA Y AYUDAS TÉCNICAS

Cómo cuidar a una persona con Alzheimer

Ayudas para cuidar un enfermo de Alzheimer

Cuando un ser querido es diagnosticado con la enfermedad de Alzheimer, es probable que, a medida que progrese, sus cuidados diarios aumenten. Aunque al principio podrá seguir haciendo de forma autónoma gran parte de las tareas diarias, más adelante será preciso el apoyo de un cuidador. Esta enfermedad se caracteriza por la pérdida paulatina de memoria, cambios de comportamiento y de humor repentinos… En síntesis, una degeneración progresiva de la salud.

Pautas a seguir para cuidar a una persona con Alzheimer

El cuidado es duro y requiere de sacrificio. Estos son algunos de los factores que debes tener en cuenta:

1. El individuo no es un niño pequeño. Debes seguir tratándolo como el adulto que es.

2. Si tiene autonomía para desenvolverse por sí mismo en ciertas situaciones, respétalo.

3. Crear un ambiente agradable y seguro es de vital importancia. Si el paciente nota que se encuentra en un entorno conocido con gente que le resulta familiar, su respuesta a los cuidados será más positiva.

4. No pases por alto los cambios de comportamiento (confusión, ira, nerviosismo…) propios de esta patología. Cambiar de actividad ayuda a minimizar las emociones negativas.

5. No regañes ni intentes discutir. Ten presente en todo momento que estás ante una dura enfermedad y que los errores son habituales. La paciencia es primordial.

6. Lidiar cada día con el alzheimer es estresante y agotador. Cuídate para poder cuidar.

Ayudas para el Alzheimer

Cuidado esencial en personas con Alzheimer

Cuidar con mimo y comprensión a las personas con demencia resulta fundamental para hacerlas sentir bien. El aseo personal, la alimentación o qué hacer en caso de incontinencia, son aspectos a tener en cuenta a la hora de mejorar la calidad de vida de pacientes con enfermedades degenerativas.

Aseo personal

Adaptar el baño para poder llevar una correcta higiene es muy recomendable, pues muchos accidentes ocurren justo en este entorno. Por ello, es aconsejable disponer de un plato de ducha para una mayor seguridad.

Ten en cuenta que no es necesario ducharse todos los días. Pasar una esponja húmeda por todo el cuerpo puede ser suficiente.

La instalación de asideras y el uso de una silla de ducha harán el aseo más cómodo. Puedes encontrar modelos con múltiples características: con ruedas, giratorias, con W.C. incorporado, etc.

Alimentación

Asegúrate de que sean alimentos nutritivos y de que beba suficiente líquido. Sabemos que esto puede suponer un desafío, por lo que tendrás que hacer gala de toda tu paciencia. En fases más avanzadas, los pacientes comienzan a olvidar que deben comer y beber, así como la manera de realizar estas tareas.

Es fundamental que establezcas unos horarios para las comidas. Por otra parte, deberás facilitar a tu familiar los utensilios necesarios para que pueda ser autónomo el mayor tiempo posible: cubiertos adaptados, vasos antiderrame y platos con el borde alto. Estos, además, no se rompen.

Preparar alimentos que puedan comer con las manos (como bocadillos saludables) y batidos para beber con pajita es una buena idea. Y siempre que sea posible, haz a la persona partícipe de la preparación de la comida.

Incontinencia

Las personas que padecen alzheimer pueden llegar a sufrir periodos de incontinencia. Muchas veces el afectado no recuerda dónde está el baño. En caso de que se produzca un indeseado accidente, sé comprensivo. Debes transmitir serenidad para ayudarle a no sentir vergüenza.

Establecer una rutina para ir al servicio puede ser muy beneficioso. Asimismo, evita que beba en las dos horas previas a acostarse.

También debes estar atento a las señales que podrían mostrar la necesidad de ir al baño: tirones de ropa, nerviosismo… Te recomendamos el uso de compresas o pañales, además de protectores de colchón y empapadores.

En este sentido, una silla de ruedas con inodoro incorporado puede ser muy conveniente si la colocas cerca de la cama. De este modo, los mayores la podrán utilizar cómodamente sin tener que desplazarse hasta el cuarto de aseo en medio de la oscuridad. Una buena manera de minimizar también el riesgo de caídas.

Otros consejos

Evitar accidentes relacionados con la seguridad en el hogar es primordial, más si tienes en cuenta la inquietud habitual que provoca la patología en los pacientes. Por ello te recomendamos:

Quitar los cerrojos que pueda haber en las habitaciones y baños para evitar que la persona se encierre de manera accidental.

– Una casa ordenada es sinónimo de un menor peligro. Sin objetos en las zonas de paso, evitarás las caídas.

– Los productos de limpieza y medicamentos deben estar siempre bajo llave.

– Instalar interruptores de apagado automático contribuye a prevenir el riesgo de incendios o quemaduras.

Ayudas para cuidar un paciente de Alzheimer

En definitiva, los síntomas de la enfermedad de Alzheimer pueden sobrellevarse de una forma más positiva con una serie de cuidados básicos.

El objetivo es proporcionar un mayor bienestar al paciente. Si quieres saber más sobre los productos disponibles en nuestra ortopedia online, no olvides hacer clic en el formulario. Nuestra prioridad es hacer la vida de los mayores más sencilla.

¡Contáctanos sin compromiso!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SOBRE LA POLÍTICA DE COMENTARIOS:

Responsable: Más Que Ayudas | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento

Abrir ayuda online
Escanea el código
Hola. 👋
Avísanos si necesitas ayuda en algo. Saludos
[]